Si no tienes a quién recurrir, nosotros estamos ahí para escucharte

Vanessa Vásquez será publicista de profesión, pero es voluntaria de vocación. Luego de sobrevivir a una dura enfermedad en un viaje a Asia, regresó al Perú y decidió dedicar su vida a ser solidaria las 24 horas del día, los siete días de la semana. Hoy, lidera Juguete Pendiente, una asociación civil dedicada a desarrollar programas para los más necesitados que ya ha logrado ayudar a más de 500,000 peruanos, con miles de voluntarios movilizados y millones de soles recaudados. Su vida es un testimonio de cómo la unión entre los peruanos hace la fuerza, y cómo ayudar al otro puede llegar a ser una experiencia igual o más sanadora que recibir ayuda. En el segundo capítulo de #NoEstásSolo: Historias Que Inspiran, un proyecto de SEMANAeconómica con el respaldo de Pacífico, la ‘tía Vanessa’ —como le dicen afectivamente— nos deja una serie de enseñanzas cruciales para los tiempos actuales, y extiende su mano una vez más para quien lo necesite.

Conoce más de esta historia